¿Qué es eHealth?

Escrito por indusele 24-10-2014 en eHealth. Comentarios (0)

Últimamente se hace un uso constante del término eHealth por parte de los Medios de Comunicación, por lo que hoy voy a explicar qué engloba este término, qué suponen las eHealth TIC y qué crecimiento de las mismas se pronostica. Comencemos por un par de definiciones básicas:

“La eSalud se define como la aplicación de las Tecnologías de la Información y Comunicación en el amplio rango de aspectos que afectan el cuidado de la salud, desde el diagnóstico hasta el seguimiento de los pacientes, pasando por la gestión de las organizaciones implicadas en estas actividades. En el caso concreto de los ciudadanos, la eSalud les proporciona considerables ventajas en materia de información, incluso favorece la obtención de diagnósticos alternativos. En general, para los profesionales, la eSalud se relaciona con una mejora en el acceso a información relevante, asociada a las principales revistas y asociaciones médicas, con la prescripción electrónica asistida y, finalmente, con la accesibilidad global a los datos médicos personales a través de la historia clínica informatizada”

"Se trata del empleo de información y tecnologías de comunicación para un mejor control de la salud. Por ejemplo, para el tratamiento de determinados pacientes, fomentar la investigación, crear herramientas para la educación de estudiantes, hacer screening en diversas enfermedades, y en fin, para la supervisión de la salud pública".

El término eHealth fue aceptado en el año 2000 empleándose para destacar el intercambio de información y mejora de la atención sanitaria. Se han comentado anteriormente las ventajas de la Automatización, por ello no resulta extraño pensar que las TIC proporcionan a la Medicina un gran número de mejoras, ahorros económicos, facilidades para el paciente, personalización del sistema sanitario, participación del ciudadano en temas de salud, seguridad del paciente en todas las etapas del proceso, integración de los sistemas sanitarios a los modelos de desarrollo económico de cada país, desarrollo de máquinas de ayuda al diagnóstico, a las intervenciones, al tratamiento, al control exhaustivo del enfermo… Todos conocemos la tendencia actual al progresivo envejecimiento de la sociedad lo que va ligado a un incremento en la necesidad de los cuidados y la atención sanitaria y eHealth facilita esta adaptación a las nuevas necesidades. No hay que olvidar que la salud es, probablemente, la principal preocupación de cada individuo lo que lleva a una búsqueda continua de mejoras en este campo. Por otro lado, el hecho de que los datos que se tratan son muy delicados a la hora de tener en cuenta la privacidad y protección de cada usuario, se precisa el desarrollo de una herramienta que dote de gran seguridad en lo referente a confidencialidad y protección de datos. Siguiendo con la definición de la OMS, la Organización Mundial de la Salud divide eHeath en tres áreas principales:

·  Entrega de información de salud a través de telecomunicaciones

·  Uso de la informática para mejorar los servicios y formación de salud pública

·  Uso del comercio electrónico en gestión sanitaria

Dentro de esta primera división podemos encontrarnos los componentes fundamentales de eHealth:

·  Registro médico o historial electrónico

Se trata de la recogida en formato electrónico de los datos de cada paciente que sirvan de ayuda a los profesionales sanitarios para la toma de decisiones y tratamiento.

·  Telesalud

Prestación de servicios de salud mediante el uso de las TIC, con especial énfasis en aquellos casos en los que la distancia suponga una barrera para la atención sanitaria.

·  mSalud

Aplicaciones eHealth apoyadas en el uso de Smartphones y Apps. Según Research2Guidance, “en 2015 más de 500 millones de personas usarán aplicaciones técnicas en sus teléfonos móviles.”

·  eLearning

Conjunto de aplicaciones que sirve para el apoyo a la formación de los nuevos Profesionales Sanitarios.

·  Estandarización e interoperabilidad

Respecto a la importancia actual de este tipo de aplicaciones, el Departamento de la Salud Pública Británico ha publicado recientemente las conclusiones obtenidas de un programa específico de evaluación donde se analizó la influencia de la aplicación de tecnologías eHealth en 6.191 pacientes y 238 médicos de familia. Se concluyó que “el buen aprovechamiento de eHealth, podría reducir en un 20% el número de admisiones hospitalarias derivadas de emergencias médicas; una reducción del 14% de ingresos electivos (no críticos) así como otra reducción del 14% en días de hospitalización. Esto supone una reducción del 45% en los índices de mortalidad en pacientes con diabetes complicada y en aquellos que habían sufrido una parada cardiocirculatoria.” Otra alabanza a la eHealth llega de la mano de la Unión Europea quién demostró mediante un estudio reciente que “100.000 eventos médicos adversos podrían prevenirse mediante sistemas médicos automatizados y estandarizados y 5 millones de errores en la prescripción de fármacos podrían ser evitados con el uso de sistemas de prescripción electrónica.”

No obstante, aunque las ventajas son obvias, debe tenerse en cuenta la importancia de una buena formación para el correcto uso de estas tecnologías y que la principal dificultad radica en la interoperabilidad de los diferentes sectores que intervienen en la eHealth. No sólo el Personal Sanitario debe estar cualificado en su empleo, sino que también los pacientes deben hacer un correcto uso de este tipo de plataformas para el logro de la máxima calidad en estos servicios asistenciales. Esto supone un problema si volvemos a tener en cuenta el envejecimiento de la sociedad ya que un informe reciente llevado a cabo por Eurostat demostró que “en 2011, el 24% de la población media de la Unión Europea de edades comprendidas entre 16 y 74 años, no habían accedido nunca a Internet, con notables diferencias entre los diversos países (…) En Islandia este porcentaje es del 4% mientras que en Rumanía aumenta hasta el 54%. El 22% de los habitantes de la UE nunca ha usado un ordenador, siendo este porcentaje del 4% en Suecia y del 50% en Rumanía.” Esto supone el principal riesgo para la implantación, en la sociedad actual, de sistemas eHealth.

Lo que queda claro es que los avances en eHealth marcan el camino de la que será la Sanidad del futuro (puedes visitar este enlace para ver algún ejemplo de las aplicaciones que se están desarrollando en este momento); tal y como se indicó en revistas especializadas “no es un modo alternativo o adicional de atención sanitaria como consecuencia de la aplicación de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), sino formas diferentes de prestar servicios ordinarios; en muchos casos, de forma más eficiente y efectiva, y en otros, de forma más equitativa, gracias al potencial de cambio que las mismas facilitan, para poder mejorar: la accesibilidad, rapidez en la atención, reducción de tiempos de respuesta, implantación de alertas, ahorro de costes, precocidad diagnóstica, mejora de la efectividad diagnóstica o terapéutica, mejora en la calidad del servicio, etc. Sólo en casos muy excepcionales, en los que el valor añadido diferencial potencial fuese muy alto, hablaríamos de una nueva modalidad asistencial.”

“El que sólo sabe medicina, ni medicina sabe” José de Letamendi