Blog de indusele

De cómo un belga cambió el mundo

Siguiendo un poco la estela del viaje a Bélgica, me encontraba en una tienda de artículos de segunda mano regateando por una radio vintage cuando el hombre de la tienda (un tipo muy abierto y simpático) me dijo entre risas que me llevaba una radio de baquelita como souvenir del país que vio nacer a su descubridor.


Leo Hendrick Baekeland fue un gran innovador dentro del mundo de la fotografía. Lejos de seguir la carrera de su padre y convertirse en zapatero, se matriculó en Química en la Universidad de Gante y empezó a realizar investigaciones en placas fotográficas que se desarrollaban bajo el agua. Se trasladó en 1889 a EEUU y comenzó a trabajar en una empresa de material fotográfico creando posteriormente el papel Velox. Gracias a estas investigaciones fue metiéndose poco a poco en la investigación de fenólicos intentando desarrollar resinas sintéticas hasta que en 1907 descubrió una que se podía moldear y endurecer además de emplearse como aislante eléctrico dado que aguantaba el calor y la corrosión. Había nacido el primer plástico sintético al que llamó baquelita.

Evidentemente se empleó para cámaras fotográficas pero también encontró aplicación en numerosas aplicaciones (incluso se trató de fabricar ataúdes con este material), lo que le valió a Baekeland de su Novel de Química. Por supuesto, también fue un material importante para el desarrollo de la radio y de ahí que los aficionados a los aparatos de radio vintage nos peguemos por hacernos con una de ellas.

Si os interesa conocer su historia al completo os recomiendo el siguiente vídeo:


“Qué poca gente se dará cuenta de los detalles que debieron tenerse en cuenta antes de que la baquelita fuera un éxito comercial.” Hendrick Baekeland


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: