Blog de indusele

"El ingeniero que domó el Sol"

Quisiera dedicar mi primer post de ingenieros ilustres a D. Federico Molero ya que leí su historia por casualidad en el periódico hace cosa de año y medio y me impresionó mucho. 

¿Pero quién es?

Federico Molero era el hijo de un ingeniero militar de Almería, donde nació el 11 de enero de 1908. El destino quiso que quedase huérfano a temprana edad, circunstancia que le llevó a Madrid donde vivió con su abuela. En su juventud, siguiendo la estela de su padre decidió matricularse en Ingeniería de Caminos y, posteriormente, en Ciencias Físicas ¡ahí es nada!

Batió el record al convertirse en el Ingeniero más joven de España con solo 22 años así que no le costó encontrar un trabajo como Director de Infraestructuras en el Ministerio de Obras Públicas donde realiza proyectos para duplicar el caudal de agua del Canal de Isabel II, la creación del teletrineo de Navacerrada y diversos proyectos más. Estalla la Guerra Civil Española y ocupa el cargo de Director de Fortificaciones de Madrid valiéndole un billete hacia el exilio.

Su vida en la URSS

Fue en la Unión Soviética donde se doctoró en Ciencias Físicas con su tesis “Utilización de la energía solar para la obtención de parámetros industriales”. Algún trazo de genialidad debieron de ver en él en el tema de la Energía Solar ya que desde el gobierno de Stalin le nombraron Director del Instituto de Energía Solar de la Academia de Ciencias donde diseñó unos discos parabólicos capaces de concentrar la radiación solar en un punto basándose en la celda de Silicio que había inventado Russel Ohl en 1940 con la que Stalin estaba obsesionado. Posteriormente, se centra en la zona del Cáucaso por tener muchos días de sol para construir plantas de discos solares a escala industrial y sistemas de regadío que empleaban esta Energía Solar creando también una caldera solar para la producción de vapor recalentado a partir de la energía concentrada por sus paraboloides de revolución sobre rodillos.

D. Federico Molero murió en Madrid en 1969 en una sociedad en la que apenas se conocía su trayectoria profesional. Afortunadamente, hoy rescatamos su historia como padre de los paneles solares fotovoltaicos y de los hornos solares. Si os interesa saber más de esta historia y de estas aplicaciones pinchad aquí.

“Algunas cosas se hacen tan nuestras que las olvidamos.”Antonio Porchia


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: